KERMESSE

"Una propuesta que se convirtió en un clásico"

 

     Las animaciones con magia son un clásico. Aunque las palomitas hayan pasado al elenco de reparto, y hoy, los niños mas osados exigen que de la galera salgan víboras y dragones.

     Los payasos son un clásico. Aun cuando hoy, esta noble actividad se hamaque entre personajes mediáticos y vendedores de globos o pirulines.

     Las animaciones con juegos de competencia o cooperación también son un clásico. Tienden hacia la música, el teatro, la química, la informática, etc., según su coordinador. De estas últimas y como un juego de postas, con descendencia nórdica-francesa, y parientes directos en nuestras primeras Fiestas Mayas surge la KERMESSE(apellido materno).

     Hace alrededor de 18 años llevamos al plano de una fiesta infantil esta idea de que los niños no solo jugaran y la pasaran bien; sino que fueran PROTAGONISTAS de sus juegos. Que pudieran acorde su propia personalidad elegir la dinámica, las tácticas y estrategias de su acción.

     Imaginábamos una actividad donde el habilidoso deportista notara que la suerte no es su aliado incondicional y “el gordito” sintiera sus posibilidades reales repartirse entre su destreza, suerte y constancia de arribar a un objetivo.

     Dónde el competitivo estuviera en su salsa y el que quisiera pasar inadvertido encontrara la actividad ideal.

     Dónde el género y la edad no importaran.

     Estas últimas para un showman era pan comido, pero para los que nos especializábamos en juego era todo un desafío.

     La experiencia y sus resultados superaron nuestras expectativas. Niños minusválidos o con características especiales, disfrutaron a la par de la KERMESSE. Adolescentes, adultos y adultos mayores se mezclaron y encontraron su lugar en la acción del juego. Se renovaron las generaciones y se renovó simultáneamente su vigencia.

 

     Realizamos durante estos años miles de eventos infantiles, convirtiéndonos en referentes indiscutidos de la actividad, creciendo a la par junto a estos niños.

     Diez años atrás comenzamos a trabajar con Instituciones educativas, volcando nuestra experiencia y ganando nueva. Usamos la kermesse para recaudar fondos, entretejer la red social, o tan solo por el infinito placer de compartir con amigos y familia.

     En el 2004, nos proponen armar nuestra primera kermesse empresarial, 2.500 invitados en Mar del Plata.

     Teníamos numerosos eventos Institucionales realizados de hasta 10.000 asistentes, pero no estaban ahora los brazos solidarios y las ideas eclécticas de decenas de padres para apoyarnos. Abogados, Ingenieros, docentes, médicos, directivos, etc. sumergiéndonos asociados en patriadas junto a sus hijos y la institución.

     Nuestra primera kermesse empresarial…….¡Todo un desafío! y al paso del tiempo podríamos decir “audacia” de nuestra parte. Audacia que no hemos abandonado y nos sigue motivando en la actualidad.

     Que contarles de la actividad… tan solo que nuestra primera agencia recomendante, hoy lo sigue siendo y en el 2006 realizamos más de 100 eventos empresariales y corporativos.

     Hoy no-solo somos ejecutantes sino que tratamos de ser promotores y férreos proselitistas de la actividad. La recomendamos y somos recomendados por nuestros colegas, clientes y amigos. La llevamos a colegios, instituciones y empresas.

     Por eso se la recomendamos, para que la tenga dentro de tus opciones, para su hogar o su empresa y para que este ”clásico” - aunque de parentela europea -, junto con un Boca-River, el choripan y el mate, sea mas argentino que nunca

 

DANIEL C. PEREZ - 2010

Recreador Tecnico Nacional en Tiempo Libre y Recreacion

Un poco de Historia "La Importancia de llamarse.....KERMESSE"

     Como otras palabras de nuestro hablar cotidiano, la fonética que nos infiere el vocablo Quermés, Kermés, Kermese o KERMESSE como nos referiremos a continuación, es el de FIESTA y reunión.

     La undécima letra del alfabeto español. Aparece con su forma actual en el alfabeto romano, como correspondiente de la letra griega kappa; ésta a su vez tenía su origen en un jeroglífico egipcio. Se introdujo sólo para transcribir términos procedentes de otras lenguas, como kermés que es un galicismo, o kárate procedente del japonés o kurdo. La Real Academia Española suele permitir en muchos casos que se escriba con “c” o “qu” siempre que sea posible, cosa muy extendida en toda América. Como el término Kermes específicamente también denomina desde la edad media a una sustancia colorante animal de origen mediterráneo; he elegido, a fin de darle un nombre mas correspondiente el término KERMESSE.

     La referencia Kermese, muy usada en países vecinos como México, Perú, Colombia y países centro-americanos deriva del vocablo alemán Kirmesse que a mi modesta investigación conjuntamente con el de origen francés Kermesse derivan de un termino nórdico. No obstante todos referidos a la misma actividad -Una fiesta, generalmente al aire libre, con bailes, rifas, concursos, juegos e intercambio de productos-.

     Desde remotas referencias esta actividad se celebraba primariamente en terrenos montañosos a fines del verano para culminación de la cosecha, entre comunidades diversas que se reunían para festejar e intercambiar sus productos. A partir del siglo X, extendidas por todo Europa, son utilizadas o se entremezclan con fiestas religiosas, especialmente cristianas.

     En América específicamente tenemos noticias que en el proceso de evangelización, estas fiestas autóctonas sirvieron de importante marco para la inserción del cristianismo. Fiestas patronales que aún hoy se mantiene en innumerables localidades de Sudamérica, incluso por supuesto nuestro país.

     En Argentina el referente más cercano son nuestras Fiestas Mayas. El 5 de Mayo de 1813 la Asamblea reunida en Buenos Aires declara Fiesta Cívica al 25 de mayo, estableciendo esta celebración. Fue uno de los grandes acontecimientos populares de Buenos Aires. Se prolongaban del 23 al 26 de Mayo y todo el pueblo participaba. Las actividades oficiales incluían el Tedeum y la formación militar en la plaza de la Victoria, hoy PLAZA DE MAYO. Pero además, había una nutrida lista de diversiones populares en la que los chicos eran protagonistas especiales: por ejemplo las danzas, grupos de niños y niñas iban vestidos cuidadosamente de celeste y blanco. Se elegía a una niña por su belleza y se la transportaba en un carro adornado en forma fantástica y tirado por hombres disfrazados de tigres y leones, las danzas seguían el recorrido hasta llegar a la plaza, donde se bailaba sobre un tablado. Los funcionarios del gobierno tenían un palco y los personajes distinguidos disfrutaban de una comida de etiqueta servida en el cabildo. También había rifas, competencias para trepar sobre el palo enjabonado y calesitas para los más pequeños. La fiesta no paraba ni aún de noche, momento de los fuegos artificiales.

     Hoy la actividad KERMESSE sigue siendo en esencia de reunión en comunidad, de interrelación e intercambio que se mezcla con el gozo y la alegría de compartir en familia. Muchas veces con objetivos solidarios y otras por el infinito placer de compartir con el otro. Colectividades Inglesas, Danesas, alemanas, italianas, japonesas, francesas, españolas, griegas, etc; las realizan enmarcando diversas festividades. Porque entendemos creo, que hoy mas que nunca necesitamos de este intercambio, de esta diversidad, de esta Kermesse.

DANIEL C. PEREZ - 2010

Recreador Tecnico Nacional en Tiempo Libre y Recreacion